fbpx

Descarga tu REGALO

Escribe tu email y te enviaré GRATIS la guía que necesitas para ser +feliz y +libre

Responsable: Rubén San. Finalidad: envío de mis nuevos contenidos así como correos comerciales (no spam). Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Mailchimp suscrita al PrivacyShield. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos.

El día de la Independencia

RUBÉN SAN

4 de julio 2016

Curiosamente el día de la Independencia de los EEUU y con todo un verano por delante para empezar a asimilar mi despido e intentar suavizar sus posibles consecuencias.

La verdad que los días posteriores a ese 4 de julio los pasé sin demasiados lamentos. Piscina, montaña, familia y amigos ayudaron a mantener la cabeza al margen y disfrutar de un verano que fue clave para tomar «la gran decisión».

Meses atrás de esa fecha clave ya había empezado a fantasear con la idea de hacer algo que realmente me exprimiera de una forma que no tuviera mas remedio que dar lo mejor de mi y afrontar lo desconocido con la mejor de las sonrisas.

De todos modos había empezado a darme cuenta de que por muchos intentos en buscar mi sitio a nivel profesional, si no era capaz de hacer lo propio en lo personal, lo único que estaba haciendo con la vida era cavar mi propia tumba.

Fue entonces cuando empecé a invertir tiempo en descubrir más sobre otros lugares, otras opciones, otras formas de retarme a descubrir quién soy y que he venido a hacer aquí.

Poco a poco se fue instalando en mi cabeza la idea de intentar un cambio en condiciones. De un reset lo suficientemente brusco como para sacudirme y ponerme desnudo ante la realidad antes mencionada.

Para ello era necesario tener bien claro tan solo un par de requisitos: No podía ser una decisión cómoda y no debía tratarse de un viaje únicamente.

Con el transcurrir de los días maduré esa idea de que los cambios no pasan por el simple hecho de irme lejos o huir de algo o de alguien, pero sí tenia claro que iba a agradecer no estar cerca de todo aquello que siempre me ha protegido.

Había llegado la hora de sacudir el mantel, de ponerme a prueba y de comprar un billete de avión de solo ida.

Esa sensación de no tomar las riendas de mi vida y no avanzar en la parcela personal unido a aquel despido me llevó a fantasear cada vez con más fuerza con la idea de emprender un viaje sin retorno.

Y así fue cuando días más tarde de aquel email de despedida de la empresa decidí que mi cambio lo empezaría en uno de los puntos más alejados del planeta. AUSTRALIA había llegado a mi cabeza para quedarse.

Llevaba un tiempo buscando información, viendo vídeos de experiencias, de gente que había tomado esa valiente decisión y la verdad que cada vez me encontraba mas cómodo fantaseando con la idea de ser yo el siguiente en tomar esa decisión.

No te voy a engañar si te digo que vi en Australia las ventajas de un continente con buen clima, una calidad de vida interesante, más relajada y con una baja tasa de desempleo. Aún así todo eso sólo iban a ser pequeños condimentos. Como te dije, dentro de mi resonaba cada vez con mas fuerza la idea de forzarme a un profundo cambio y crecimiento personal.

Fue entonces cuando empecé a entender el porqué de ese maravilloso 4 de julio de 2016 y de la frase: “Hemos decidido no renovar tu contrato”.

Tenía ante mis narices la posibilidad de lanzar «el penalti definitivo de la tanda».

Así que no temblé, fui a por el «balón» y lancé a reventar la portería.

15 de septiembre 2016

Recibo confirmación de que mi visado ha sido aceptado y ya puedo comprar el billete de avión para Australia.

Horas mas tarde el paso definitivo: ¡ya tenía comprado mi billete de avión SOLO IDA para Sydney!

¡Lo había hecho, había sido capaz de tomar la decisión mas importante de mi vida hasta el momento!

Ahora llegaba el turno de despedirse de la familia, de mi entorno, de los amigos…

No te voy a decir que fue fácil pero si te voy a decir que noté todo ese cariño, respeto y felicidad que se necesita en un momento tan importante, por eso siempre remarco que soy un auténtico privilegiado.

¡Joer, suerte que ya lo tenia claro sino con aquella despedida sorpresa que me hicisteis casi lográis que me quede, cabrones!

22 de septiembre 2016

Mi padre conduciendo y mi madre de copiloto, escasos minutos para llegar al aeropuerto de Barcelona dirección Sydney. Se hizo un gran silencio, empezaba a ser consciente de que aquello era real, me iba a ir a Australia con billete de ida únicamente.
 Me prometí a mi mismo que necesitaba un cambio y aunque el cambio no lo haría el lugar sino la persona tenia claro que para provocar un gran choque debía ponérmelo difícil.

No era feliz, pese a sentirme rodeado y querido por mis seres cercanos, vivía como un zombie y necesitaba darle el valor suficiente a mi vida para sentirme útil, necesitaba cambiar.

Con los ojos llorosos escondidos detrás de unas gafas de sol y tras un entrecortado suspiro los miré a ellos, en la parte delantera del coche, mis padres, las personas con mayor capacidad de querer que conozco, diferentes en la forma de expresarlo pero la misma bondad, respeto y libertad. ¡Chapó!

La verdad, no sabia si había sido capaz de trasmitirles correctamente el porqué de mi decisión pero allí estaban ellos dándome una lección más de generosidad, facilitando las cosas para que su hijo, una vez más, encontrase aquello que le pudiera hacer feliz.

Si te ha gustado este artículo, puedes ayudarme compartiéndolo:

SOBRE EL AUTOR DEL POST

SOBRE EL AUTOR DEL POST

Rubén San

Me despidieron del trabajo por no ser como ellos y aquel día empezó mi verdadera revolución.

Han pasado unos años y unas cuantas "horas de vuelo" desde entonces.

Hoy me considero un hombre libre, empezando a ser mi propio jefe, dueño del 100% de mi tiempo y de mi vida ¡y eso si que NO tiene precio! 

Puedes conocer más de mi historia aquí y descargar de forma gratuita mi guía:

"PENSAMIENTO EXTRAORDINARIO"

Una guía sin adornos y directa al grano para que aprendas a ser feliz sin fuegos de artificio.

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

flechas 

¿Te apetece unirte a esta comunidad?

0 comentarios

✏️ Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.