fbpx

Descarga tu REGALO

Escribe tu email y te enviaré GRATIS la guía que necesitas para ser +feliz y +libre

Responsable: Rubén San. Finalidad: envío de mis nuevos contenidos así como correos comerciales (no spam). Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Mailchimp suscrita al PrivacyShield. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos.

Un problema llamado DINERO

RUBÉN SAN

No te voy a descubrir la fórmula de la Coca-Cola si te digo que para disfrutar de una vida plena existen ciertas áreas con las que necesitamos estar en armonía.

La gran mayoría de personas hablan de los 3 pilares de la vida:

salud, dinero y amor.

Sin embargo a mí me gusta ir un poco más allá y prefiero dejarlo en 4: 

Salud, dinero, relaciones y propósito de vida

Hoy me voy a centrar en hablar a cerca del segundo de ellos, de cómo el dinero ha llegado a convertirnos en esclavos de una vida que ni siquiera estamos decidiendo porque simplemente nos limitamos a aceptar las reglas del juego y claro, luego vienen los lloros.

¿Nunca te has parado a pensar en que mejorar nuestra relación con el dinero es mejorar la relación que tenemos con nosotros mismos?

¿Crees que una persona con dinero puede ser más feliz que otra que no lo tiene?

Podríamos tener un extenso debate a cerca de ello, pero creo que si has leído la frase anterior a cerca de mejorar la relación con nosotros mismos puede que empieces a darte cuenta de que la cosa no va de ricos o pobres, sino más bien del valor y relación que lleguemos a establecer con «poderoso don dinero».

Mira, yo sé que está bien visto y aceptado eso de criticar a los ricos, porque crees que solo piensan en dinero cuando quizás lo que están es obsesionados con su pasión, sin embargo la mayoría de las personas está trabajando en algo que no aman y precisamente por dinero.

¿Quién gestiona mejor la relación con el  dinero entonces? aquellos ricos que trabajan en su pasión y dicen aportar valor a la sociedad o aquel que está trabajando en algo que no le gusta y lo hace única y exclusivamente por dinero?

Con esto, mi intención no es para nada alabar al que tiene dinero y menospreciar al que no lo tiene (yo jamás he sido alguien con dinero) solo quiero lanzar una pequeña reflexión a cerca de hacia dónde estamos yendo.

¿Hacia dónde vamos?

Sea como fuera, la cruda realidad es que tanto unos como otros, estamos vendiendo nuestro tiempo a cambio de dinero. Dinero con el cual pagamos a otros para que hagan las cosas que no nos da tiempo a hacer porque estamos trabajando y tratando de ganar más dinero.

Y digo yo… ¿qué cojXXXnes nos está pasando?

Vale, hemos aceptado las reglas de una sociedad capitalista pero ¿de verdad vamos a seguir tirando nuestra vida a la basura de esta forma?

Lo siento pero yo al menos ya me he bajado de ese barco.

Hace ya unos años que decidí sanar mi relación con el dinero y dejar de estar a su servicio. Eso no me ha convertido en un hippie o en alguien que no toque de pies en la tierra, tan solo he optado por cambiar el valor del dinero en toda decisión que tome a lo largo de mi vida.

Hace tiempo que decidí que el dinero no iba a ser mi pasaporte hacia una vida más plena.

Asumí que es una moneda de cambio que nos permite adquirir cosas materiales pero que de nada sirve si arruina el resto de los pilares sobre los que nos sustentamos.

Cuando en 2016 decidí «sacudir el mantel» y buscarme la vida fuera de España no fue precisamente para buscar trabajo y ganar mucho dinero, eso es algo que a día de hoy aún hay gente que me pregunta porque no lo entiende.

Vivir como un zombie al servicio de una sociedad sin alma no me pareció la mejor de las decisiones y es por eso que decidí trabajar en la búsqueda de mi propia libertad.

No me cuentes que no puedes hacer según que cosa porque no tienes dinero, ¡cuéntame que vas a aprovecharte del dinero que vas a recibir para buscar una salida a esa vida de mierda en la que estás atrapad@ y lo vas a hacer AHORA! Eso sí que es tener un objetivo. 

¡Sacude el mantel, agita la coctelera o llámalo como quieras pero pon en marcha un plan! por favor no caigas en la tristeza de creer que no hay solución por el simple hecho de que te hayan dicho que no la hay.

El resultado de tu economía no es factor de ningún culpable externo sino que es 100% responsabilidad de cada uno.

Se nos ha educado a obedecer órdenes y no hay espacio a la creatividad y lo que estás esperando es que alguien te contrate y que un jefe te diga lo que tienes que hacer. Y desde esa mentalidad tú no puedes crear valor a la sociedad mas allá del que te permitan en una empresa y con un jefe.

Desde el momento que te educan en la limitación tu vives una vida limitada. El concepto de competencia es un concepto basado en la escasez.

Competimos porque creemos que solo hay un trozo del pastel y el que lo tiene lo coge y el otro no lo tiene.

Si no encuentras la manera ¡la creas o sino te la inventas!

Mira, te voy a ser muy honesto, tomar la decisión de ir en búsqueda de tu libertad puede llevarte un tiempo, pero como todo en esta vida, está en tus manos saber que hacer con ese tiempo y cuanto más vas a seguir regalándolo por seguir pensando que sin dinero no hay nada que hacer.

Como te contaba en otro de mis post, no le regales todo ese tiempo al causante de tus NO decisiones, porque acabarás frustrad@ soñando con una vida totalmente alejada de tu realidad.

Las personas libres y felices no se sientan y hablan únicamente sobre lo que van a hacer. Planean, persiguen y conquistan el tipo de vida que desean.

edificio sydney

Edificio «El Conquistador». Coogee (Sydney)

¿Qué cosas concretas hago para mejorar mi relación con el dinero?

  • Si crees que tu vida no te satisface, simplemente identifica: los «qué» y los «porqués»

No hay cosa más absurda que lanzarse a cambiar o mejorar algo que ni tu mism@ sabes lo que es.

Tómate un tiempo, escápate a desconectar donde necesites para volver a conectar contigo mism@. Identifica qué cosas están causando puntos de dolor en tu vida y por qué lo están haciendo. Esto no tiene que ver con el dinero pero es un paso previo para empezar el proceso con un orden que seguro te ayudará a verlo más claro.

  • Objetivos que mejoran

Buscar un objetivo a corto plazo en el que invertir el dinero que vas a recibir y el cual te ayude a mejorar el máximo número de los restantes 3 pilares de los que te he hablado anteriormente: salud, relaciones y propósito de vida.

Olvídate ahora del dinero e invierte en objetivos a corto plazo que creas que pueden mejorar el máximo número de esos pilares, nada de porcentaje de seguridad en tus decisiones, confía en tu intuición y en lo que creas de corazón.

Tantas veces hemos querido decidir sobre seguro que por buscar tanta seguridad no hemos hecho NADA. Tómate el tiempo que necesites para realizar el punto uno, pero realízalo con todos tus sentidos puestos en él, créeme que es más importante de lo que imaginas.

Una vez eres capaz de haber identificado qué cosas y por qué te están causando dolor va a ser más sencillo invertir en aquellas decisiones, que de forma honesta, creas que van a hacer mejorar un mayor número de áreas o pilares básicos.

No elijas siempre la opción más barata o más cómoda para tu bolsillo sino la más honesta con los resultados que deseas obtener. Si necesitas más dinero para tomarla, planifica a corto plazo cómo puedes ganar ese dinero y visualiza los posibles resultados durante el proceso. Eso te ayudará a tener claro el porqué lo estás realizando y del tiempo del que dispones para ello.

  • Empieza a liberarte de ciertas responsabilidades económicas que sabes que te están encarcelando

Y ahora me dirás:

«Pero yo ya tengo una vida hecha y no puedo permitirme el lujo de cambiar ciertas cosas».

A lo que voy a responder lo siguiente: siempre que sigas vivo vas poder permitirte el lujo de cambiar todo lo que te propongas, creyendo y actuando en consecuencia.

He visto gente cambiar de vida de la noche a la mañana, tener una vida montada entorno a un orden, rutina, nivel de vida y al poco tiempo verlos realmente felices solo por el simple hecho de permitirse el lujo de liberarse de todas aquellas cosas (incluidas las responsabilidades económicas) que les estaban atrapando en un tipo de vida que no les hacía felices. La felicidad tampoco está reñida con la rutina, ¡quítate eso también de la cabeza!

Yo mismo me encuentro mil veces más feliz sabiendo que soy dueño del 100% de mi tiempo y de mi vida, viviendo donde quiero, como quiero y no con las condiciones que me haya tocado aceptar.

¡Permítete el lujo de cambiar de vida las veces que sean necesarias y libérate de ciertas responsabilidades económicas que sabes que te están encarcelando!

Empieza a ser más valiente y honest@ también en tu relación con el dinero, te lo vas a agradecer en un futuro.

  • Aprende a disfrutar y a agradecer un sin fin de cosas que no cuestan dinero

Seguro que te va a parecer un tópico pero si no eres capaz de tomarte en serio el disfrutar más a menudo de las pequeñas cosas, esta claro que tu relación con el dinero va a seguir siendo de lo más dependiente.

¿Necesitas ejemplos?

Una conversación, una sonrisa, un te quiero, un abrazo sentido, bailar, cantar, besar, brindar y una lista interminable que podríamos seguir nombrando.

Disfruta de cada una de ellas, agradécete esos momentos y agradéceselo a cada una de esas personas con las que lo estás compartiendo.

Nos hemos olvidado de ser felices con las cosas más simples.

Una persona inteligente y feliz no tiene por qué estar ganando mucho dinero, precisamente este no está ceñido tampoco al nivel de inteligencia que poseas.

Éxito no siempre es sinónimo de inteligencia y felicidad, sin embargo, conozco pocas personas maravillosas que no tengan detrás a alguien feliz e inteligente, alguien que haya sido capaz de sanar su relación con el dinero y el resto de pilares básicos, alguien capaz de disfrutar de las cosas más simples pero no por ello menos importantes.

Si te ha gustado este artículo, puedes ayudarme compartiéndolo:

SOBRE EL AUTOR DEL POST

SOBRE EL AUTOR DEL POST

Rubén San

Me despidieron del trabajo por no ser como ellos y aquel día empezó mi verdadera revolución.

Han pasado unos años y unas cuantas "horas de vuelo" desde entonces.

Hoy me considero un hombre libre, empezando a ser mi propio jefe, dueño del 100% de mi tiempo y de mi vida ¡y eso si que NO tiene precio! 

Puedes conocer más de mi historia aquí y descargar de forma gratuita mi guía:

"PENSAMIENTO EXTRAORDINARIO"

Una guía sin adornos y directa al grano para que aprendas a ser feliz sin fuegos de artificio.

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

flechas 

¿Te apetece unirte a esta comunidad?

4 Comentarios

  1. christian

    me gusta mucho la reflexión pero personalmente yo soy de los que piensan que el dinero en su justa mediad Ada toda la libertad que uno quiere y que para ganar ese dinero lo mejor es buscar trabajos alternativos que ni te gustan ni t dejen de gustar por ejemplo yo poseo unas web y gano algún dinero con ellas y suelo ganar algunos euros con el trading son trabajos que no me quitamos de 1 hora diaria lo puedo realizar desde cualquier lado del mundo y puedo subsistir a mi forma de ver lo importante no es ganar mucho dinero su no gestionar tu tiempo para ganar un dinero que te permita tener lo que necesitas y sin dejar de pensar en la aventura de mañana pero comparto también que ser dueños e tu libertad y tu tiempo no tiene precio .
    sigue con tu bloc Truman es.una pasada me encanta es una pasada, saludos

    Responder
    • Rubén San

      Interesante lo que cuentas, Christian. Mejorar la relación con el dinero está claro que bien podría ser lo que comentas en tu caso, siempre y cuando su ausencia no esté causando dolor o ahogando cualquiera de los restantes pilares esenciales. De todos modos te hago una pregunta. ¿Seguirías realizando esos trabajos si no necesitaras ese dinero?

      Responder
      • christian

        ¿Seguirías realizando esos trabajos si no necesitaras ese dinero? pues te voy a ser muy sincero , la verdad no lo se y no es una excusa barata para ocultar la verdad solo que realmente nunca he estado en esa posición pero especulando te dice que seguramente no por que pienso como te dije ser libre de tu tiempo es la mejor riquesa que puedo tener y nunca e pensado en tener muchas casas coches y tener una empresa que cotice en el IBEX 35 mi vida siempre a sido mas similar a la tuya

        Responder
        • Rubén San

          Exacto, pero para ser libre de tu tiempo hace falta romper muchas cosas por dentro, conocer y reconocer lo que eres, en lo que te quieres convertir y ponerte manos a la obra. A darle duro Christian! vale mucho la pena! Un abrazo.

          Responder

✏️ Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.